El espíritu de todos los que participaron en su organización fue rendir un alto homenaje al noble producto de la tierra y al hombre de campo que realiza la siembra, el cuidado y cosecha del maní.

La Fiesta Nacional del Maní nació en el año 1955 desde el entusiasmo de un grupo de dirigentes del Club Atlético Estudiantes. La Comisión organizadora estuvo compuesta por:

Presidente: Luis . P. Gonzalez
Secretario: Ernesto E. Pesci

Tesorero: Hector Lenarduzzi.
Vocales: Mario Pintarelli – Ricardo Giuggia – Anibal Boglione


Hernando, año tras año, celebra con verdadero orgullo, el fomento y la riqueza que esta oleaginosa significó entre los pobladores.

Autoridades provinciales y nacionales, reinas de todo el país, representantes de la cultura y el arte, y estrellas del espectáculo llegaron hasta estas tierras para festejar junto a todo Hernando la Fiesta que nos bautizó como Capital Nacional del Maní. Los festejos tienen su principal momento con la elección y coronación de la Reina Nacional, lo cuáles vivido con profundo ánimo y fervor por todos los presentes.

La nueva Reina lleva el nombre de Hernando y de la Fiesta a todos los rincones del país, como símbolo de un pueblo de la tierra y el sol son óptimos para el maní. Cada día, con esfuerzo su gente trabaja la tierra, ayudando a edificar el país que todos soñamos, por eso festejamos cada Octubre la Fiesta Nacional del Maní, en Hernando.

Desde principios de siglo cuando nace esta Ciudad, fue muy fuerte el sentimiento de prosperidad, progreso y desarrollo entre los habitantes llegados a estas tierras desde Italia, España  y otros puntos de la lejana Europa.

Fue mucho el esfuerzo y la dedicación de nuestros progenitores para lograr un lugar digno donde vivir y dejar un legado de beneficios y buenos ejemplos a las generaciones futuras. Esta tarea se vio acompañada por las excelentes condiciones del suelo y climáticas que caracterizan a nuestra región agrícola-ganadera, lo que permitió que se amalgamen horizontes favorables a todos los que quisiesen estar en estos suelos.

Durante este siglo en que se dibujó la identidad de Hernando fueron muchos los avatares que se debieron sortear en diferentes momentos históricos, pero siempre se mantuvo firme el deseo de mejorar, de ir para adelante y potenciar lo mejor de nosotros. En estos días Hernando posee una imagen que todos los habitantes fueron construyendo con su diario vivir, con su trabajo, con sus alegrías, con sus dificultades.

Vivimos en una ciudad que posee modernos servicios e infraestructura cómoda para la producción y operatorias comerciales de alta calidad, suficientes alternativas de capacitación y prácticas deportivas para niños y jóvenes, modernas telecomunicaciones y un conjunto de ofrecimientos óptimos en materia de urbanismo y cuidado del medio ambiente. Esto complementa el conjunto de lo que Hernando ofrece con muy buenas condiciones para la radicación industrial y el apoyo de las autoridades y los ciudadanos para nuevas propuestas empresariales que deseen desarrollarse en esta ciudad.

Al visitante, al empresario, a quien haya emprendido la búsqueda de nuevos horizontes económicos, Hernando le ofrece un sinnúmero de ventajas para el éxito de sus objetivos. Imitamos a nuestros antecesores en su tesón por el trabajo y el sacrificio para lograr una ciudad de puertas y brazos abiertos para todos los que deseen integrarse a nosotros.

Esta es una de las Fiestas más conocidas en el país por su trayectoria y por la gran organización
que tiene año tras año. La comisión organizadora está ocupada todo el año en la gran tarea de preparar los distintos acontecimientos que se llevan a cabo en el transcurso de la Fiesta. La misma en la que colaboran todos, porque es una fiesta para todos.

En Hernando tenemos grandes artistas que colaboran cada año con la Fiesta realizando poemas, canciones, cuadros que la enriquecen mucho más.

ESCENARIOS

Vastos y determinados escenarios fueron los que se sucedieron a lo largo del tiempo, a medida que pasaron los años cada vez fueron adquiriendo mayor envergadura, como la fiesta misma. Distintos sitios prestaron su espacio en el que se levantaron artesanales palcos (tal la denominación de otrora), en los que desfilaron la belleza de las postulantes y el arte de los números de mayor jerarquía en el ambiente musical.

La Mano de un incansable colaborador, Hector Lenarduzzi, y la colaboración de un nutrido grupo de hombres identificados con la entidad y la fiesta, generaron monumentales epicentros que resaltaron, aun más, la importancia del acontecimiento. Con denodado esfuerzo, en los que se depositaron muchas horas de trabajo, se construyen escenarios que se conservan en la memoria de todos, por su imponencia, pero, por sobre todo, por la creatividad puesta de manifiesto en su construcción.

Un largo peregrinar debió soportarse hasta la construcción del salón social en el que se desarrollaron varias ediciones. El poder de convocatoria multitudinaria de la Fiesta, obligo a los organizadores a buscar predios más amplios y es por ello que se volvió a la realización de escenarios en espacios al aire libre, en los que se podía albergar a un gran número de público.

Así se llega a la Edición que con Asistencia del entonces Gobierno Nacional se erigió el Maravilloso Proscenio de 400 ms. cuadrados, emplazado en el Predio Gregorio Gutiérrez que el club A. Estudiantes posee en Barrio Belgrano. De allí en más, La Fiesta tiene un escenario majestuoso y estable. Sin embargo nadie puede sepultar en el olvido aquellas obras de arte de un tiempo que ya paso. En honor al creador de tantos escenarios, el actual lleva su nombre: Hector Lenarduzzi.

PROGRAMACIÓN

Para conformar todas las expectativas en cada programación se fueron sucediendo actividades de los más diversos rubros. Conferencias, charlas, recitales, competencias deportivas, manifestaciones culturales, etc.

De todas, la que captaron el mayor caudal de expectativas fueron sin dudas, las exposiciones comerciales, industriales y artesanales. Año a Año, la innovación de cada muestra le fue otorgando un cariz de importancia en la que se manifestaron no solo los expositores sino todo el público asistente.

Sumando creatividad e inteligencia, los exhibidores le pusieron, y le ponen, a sus stands un toque de fino buen gusto que se traduce en la variada gama de productos y el diseño más atractivo. Por circunstancias ajenas a la voluntad de los realizadores, la programación fue sufriendo modificaciones obligadas.

La situación económica fue el factor desencadenante de la reducción de nivel en los espectáculos. Pero, a medida que se recompusieron los estamentos sociales, recupero la Fiesta Jerarquía que se opaco en algún momento. No obstante, es difícil lograr una programación que satisfaga todos los gustos. Siempre queda alguna MATERIA PENDIENTE. Pese a todo, el apoyo masivo de él es que se sigue avanzando. En la celebración de las cincuenta ediciones se busca consolidar las ideas del pasado con la emoción del presente y las expectativas del futuro.

ANECDOTARIO

Sin dudas, a lo largo de cincuenta ediciones el archivo de anécdotas es bastante voluminoso. De él extraeremos algunas que son, invariablemente, solo chispas de un fuego que cada vez se enciende con más ímpetu.

Para una edición se había construido una de las estenografías más impactantes, con elementos que a priori, parecían desechos, se elaboro una obra fantástica, lo cual hacía presumir que los asistentes se asombrarían por tamaña belleza.

Pero, el tiempo, enemigo de muchas realizaciones, volvió a jugar una mala pasada y merced a un fuerte viento, se vino abajo la estructura que debió ser reparada “de apuros” para poder dar cabida a los actos centrales. En resumen: Mucho trabajo y, a la postre, Mucha Bronca. Para la Segunda edición, realizada en Barrio Belgrano, no había energía eléctrica. LA Cooperativa de luz (Hoy Cooperativa de obras y Servicios Públicos de Hernando) presto un motor que fue colocado por el Sr. Pedro Garnero (Dirigente) con la colaboración del Sr. Ramon Torti, de esta manera la Fiesta tuvo luz propia.

Toda vez que el maestro Jorge Arduh, debía actuar en la Fiesta, seguramente llovía. A raíz de esto, alguien propuso: Cuando haga falta agua contrataremos a Arduh.

Edición número 47. El día se presento amenazante. Todo hacía prever un anoche complicada. In embargo los organizadores trabajaron a destajo para seguir adelante con el propósito de realizar ¨la gran noche¨.

Cuando comenzaba a aproximarse la hora de iniciar los actos, la llovizna comenzó a arreciar con más fuerzas y a la hora de elegir la Reina y actuar Marcela Morillo, ya la lluvia se tornaba insoportable. No obstante, un grupo de estoicos asistentes se quedaron bajo el agua. de esta manera Noelia Macagno fue electa y Marcela Morello actuó para un ¨puñadito¨ de leales a la Fiesta.

Agradecemos el aporte incondicional y sentimental del Sr. José Luís Celli, quien ha trabajado desinteresadamente en el contenido histórico de esta página.